El Cepo Volvió a Argentina, Pero Esta Vez Hay Dai

Es como Bitcoin, pero mejor.

Los argentinos tienen una larga historia de gobiernos que les dicen qué hacer con su guita y, después de las elecciones pasadas, está claro que esos días ya están volviendo. La última vez compraron Bitcoin. Ahora tienen a Dai.

El presidente Mauricio Macri, quien fue elegido con la promesa de brindar soluciones de libre mercado a los problemas del país, perdió ante la vieja guardia. Alberto Fernández asumirá la presidencia en diciembre, con la ex gobernante Cristina Fernández de Kirchner como su vicepresidenta.

Los resultados no fueron una sorpresa, ya que las elecciones primarias de agosto mostraron que los votantes preferían a la fórmula Fernández / Fernández por un margen más amplio de lo esperado, lo que hizo que el peso y los activos locales cayeran en picada. Anticipando que los argentinos volverían a correr a comprar dólares, Macri redujo el límite de compra de USD a solo US$ 200 por mes, reduciendo aún más el límite de $ 10,000 que ya había impuesto en septiembre.

Eso probablemente sea sólo una muestra de lo que está por venir.

Fernández gobernó el país por dos períodos, imprimiendo más pesos de los que ganaba el país para financiar el gasto, lo que causó una inflación de dos dígitos constante. A los argentinos que querían proteger sus ahorros de un peso devaluado se les prohibió comprar moneda extranjera y tuvieron que ir al mercado negro para comprar dólares a una tasa que a veces era un 50 por ciento más alta que el intercambio oficial. Algunos también compraron Bitcoin.

Image source: bluedollar.net

Esta vez, los argentinos tienen una mejor alternativa gracias a las “finanzas descentralizadas,” o DeFi. Bitcoin permitió a los argentinos depositar sus ahorros en un activo que no está sujeto a la política monetaria irresponsable de su gobierno o a los controles de divisas, y que los protegía de que alguna institución pudieran venir y confiscarlo, como ya lo han hecho antes. Pero Bitcoin igual es tan volátil como su propia moneda y depende del momento en que lo compraron si fue bueno para preservar sus ahorros.

Dai es resistente a la censura, como Bitcoin, pero está pegado 1-a-1 al refugio favorito de los argentinos: El dólar. Y es mejor que los dólares del mercado negro porque puede comprarse en una laptop, guardarse en una billetera digital y transferirse a todo el mundo en unos pocos clics, por sólo centavos.

A diferencia de otras criptomonedas estables, como Tether y USDC, los argentinos que históricamente han sido vulnerados por las instituciones financieras no necesitan confiar en los bancos para usar Dai. La moneda estable de MakerDAO está respaldada por ether en contratos inteligentes, no por dólares en bóvedas.

También es más fácil poner a Dai a trabajar que los dólares del mercado negro e incluso que Bitcoin. Existe el cliché sobre los argentinos que tienen dólares debajo del colchón, y esencialmente estaban haciendo lo mismo con su Bitcoin simplemente por ser “hodlers,” es decir, con dejarlo guardado en sus wallets.

Ahora, pueden tener un activo digital resistente a la censura y también ganar interés sobre él después de unos pocos clics en una de las muchas plataformas DeFi que ofrecen esta opción. Los intereses anuales que ofrecen estas plataformas superan el 5 por ciento, y eso es sobre un activo ligado al dólar.

Después de los resultados de las primarias (que terminaron materializándose), los argentinos que compraron Dai provocaron que transara por arriba del US$ 1 en pesos. Esa prima aún se mantiene y ya refleja el mercado negro. Dai en Cryptofacil se cotiza a 67 pesos por dólar, mientras que la tasa oficial del dólar es de 58 pesos y la tasa del mercado negro es de 65 (al 30 de octubre).

Image source: Cryptofacil

Esperemos que el aumento de liquidez de Dai en las bolsas locales reduzca un poco esa prima y que los argentinos puedan comprar Dai por el equivalente en pesos a US$ 1.

De todas formas, probablemente no es recomendable que los argentinos pongan todos sus ahorros en DeFi. Estas plataformas tienen sólo un par de años y usan tecnología que está en una etapa muy temprana. Pero vale la pena alocar una pequeña porción. Cuando lo hagan, ya no tendrán que hacer tantos viajes a las “cuevas” del mercado negro y en vez verán a su Dai acumular intereses en tiempo real desde su smartphone

Se está construyendo un nuevo sistema financiero que le da más control al individuo y elimina la necesidad de confiar en bancos y gobiernos. Es lamentable que las instituciones en Argentina muestren exactamente por qué algo así es necesario.


Únete al grupo de defiers que reciben información diaria sobre lo que está pasando en las finanzas descentralizadas. Es un newsletter completo con análisis, entrevistas exclusivas, primicias y un resumen semanal. Los que se suscriben en el período beta de 60 días que empezó el 1 de octubre tienen descuento :)

Sobre la autora: Soy Camila Russo, periodista financiera. Estoy escribiendo un libro sobre Ethereum con Harper Collins, y anteriormente trabajé para Bloomberg News en Nueva York, Madrid y Buenos Aires cubriendo mercados. He escrito ampliamente sobre criptomonedas y finanzas, y ahora me estoy sumergiendo en DeFi, la intersección de los dos.